Anzuelo en esófago torácico




Nuestro consejo cuando un animal come una carnada en la playa , es que el propietario no tire del sedal puesto que si tenemos un anzuelo o potera al final tendremos un anzuelo clavado y una cirugía irremediablemente. Esto es lo que ocurrió en este caso en el que la dueña vio como se tragaba la carnada y tiró fuertemente. Vía endoscopia vimos el anzuelo clavado atravesando la pared del esófago a 3 cm del corazón. No había otra opción que la cirugía.Sin respirador automático, la cirugía era un riesgo demasiado alto. Sin embargo los dueños estaban dispuestos a eutanasia y nosotros dispuestos a dar una oportunidad. Y así lo hicimos. Nuestro anestesista tuvo que trabajar más de la cuenta.

Abrimos el sexto espacio intercostal donde previsiblemente estaba el anzuelo. Abrimos piel, subcutáneo e intercostales y visualizamos esófago palpando la zona del anzuelo.


Nos ayudamos de un separador entre las costillas,
Con dos puntos simples, traccionamos esófago hacia el exterior y visualizamos la punta del anzuelo. La cogemos con el porta agujas, traccionamos hasta sacar medio anzuelo .


Cortamos el anzuelo y dejamos la mitad dentro de esófago para sacar por endoscopia o bien para dejar que circule por intestino
Suturamos con un par de puntos la apertura de esófago y cerramos pared costal, subcutáneo y piel dejando válvula de tres vías para posteriormente hacer el vacío en el espacio pleural y controlar presencia de exudado en días posteriores 
Posted by Picasa
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ingesta de hachis por perros

El veterinario afortunado. EDUARDO LAPORTE

Ternera con Freemartin Hermafrodita