23 junio 2012

Malas noticias .El hotel Fairplay Golf de Benalup está en concurso de acreedores

 LOS TRABAJADORES LLEVAN VARIOS MESES SIN COBRAR

El Juzgado de lo Mercantil de Cádiz ha declarado en situación de concurso voluntario de acreedores a la empresa Zanona SA, propietaria y gestora del hotel de cinco estrellas gran lujo Fair Play Golf & Spa y su campo de golf, situados en Benalup. El concurso, según recoge el Boletín Oficial de la Provincia del miércoles, se formalizó hace dos meses ante la incapacidad de la compañía para hacer frente a sus deudas, principalmente frente a bancos y a su propia plantilla, alrededor de un centenar de trabajadores. Zanona, dirigida por el empresario belga afincado en Cádiz Bernard Devos, mantiene la gestión del hotel, que sigue plenamente operativo y funcionando con total normalidad a la espera de que la administración concursal pueda solventar los pagos pendientes.

El juzgado ha designado como administradores concursales de Zanona al economista José Manuel Chaves y a los propios representantes de los trabajadores, que a su vez han delegado en el letrado gaditano Ramón Dávila esta labor de dirección de la sociedad. La plantilla figura en el primer tercio de acreedores de Zanona. Según informó ayer Devos, la empresa adeuda a los trabajadores dos meses de nómina, si bien los pagos de los últimos meses se han producido a destiempo y de forma fraccionada.

Dávila, tras tomar posesión del cargo, manifestó que espera que la sociedad pueda ser recuperada en el menor tiempo posible. El letrado destacó su deseo de que este complejo turístico y deportivo pueda seguir formando parte de la oferta turística andaluza y, sobre todo, que los puestos de trabajo sigan manteniéndose.

El empresario Bernard Devos explicó que la mayoría de los hoteles se encuentra en una situación difícil marcada por una "guerra de precios": "La ocupación no es mala pero hemos tenido que bajar mucho los precios mientras los gastos no hacen más que subir. El problema viene de dos años atrás, cuando la rentabilidad empezó a caer. Nos hemos topado cara a cara con la crisis y nos hemos encontrado sin liquidez y sin ayuda de los bancos", apuntó Devos, que defiende que la esperanza es "salvar la empresa con la ayuda de los trabajadores y buscando socios, aunque la econonomía y la imagen de España no ayudan".

Devos también recalcó que la declaración de concurso voluntario de acreedores "es una garantía para los clientes de continuidad y de que el hotel funciona con total normalidad".

El Fairplay Golf Hotel and Spa es uno de los hoteles más importantes de la provincia. Devos invirtió 50 millones en levantar el complejo: un grupo de edificios con 82 habitaciones, el mismo número de villas particulares, el campo de golf y unas amplias instalaciones de spa. El empresario lamenta que nunca haya obtenido subvenciones públicas para su proyecto y que las administraciones no hayan cumplido su compromiso de habilitar una entrada al complejo, que ahora se realiza por un camino habilitado en medio del pueblo.

No es el primer negocio turístico que ha entrado en concurso de acreedores en Cádiz. La gestora del apartahotel Tartessus, en Chiclana, solicitó acogerse a esta figura a finales de 2010 ante la imposibilidad de hacer pago al alquiler del inmueble. La administración concursal del negocio ha elegido recientemente a la cadena BQ para hacerse cargo del establecimiento, que ahora se llama BQ Sancti Petri. Sin salir de Chiclana, el campo de golf Lomas de Sancti Petri, del empresario local Joaquín Garat, también está concursada: la crisis, la caída del turismo y problemas de riego afectaron al negocio, que, pese a todo, sigue operativo.
Publicar un comentario

Pequeñas heridas, grandes problemas

¿Qué tendremos debajo de este tejido de granulación?