22 marzo 2012

A propósito de la bicefalia


Hoy tuve qu asistir al parto de una vaca. No fue fácil porque el ternero estaba encallado en la pelvis. Su cabeza y sus manos estaban en el canal y no había forma de introducir la mano ni de saber porque el ternero no quería salir. Estaba muerto y después de muchos intentos logramos sacarlo. Y la sorpresa fue mayúscula. Es la primera vez que me ocurre. La última foto fue cortesía de Gabriel Sanchez , ternero nacido en la Finca los Ahijones. Nació vivo y murió.
 
 
 
Posted by Picasa
Publicar un comentario