28 marzo 2012

Carta a la Adsg Comarca de la Janda


   Esta carta va dirigida a todos los ganaderos de la comarca de la Janda parta que conozcan la realidad de lo que pasa en su Adsg y a los miembros de la Junta Directiva para que aprueben los estatutos que no quieren aprobar  porque ello significaría que tendrían que irse y elegir una Junta directiva nueva como marca la Ley.

Esta carta va dirigida a los señores directivos que formáis parte de la Junta Directiva de una Asociación de Defensa sanitaria de la comarca de la Janda, formada por ganaderos pero que no habéis sido votados por ellos como marca la ley.
Mi carta va dirigida con la mayor amabilidad que me permite mi conciencia y mi corazón.
Es evidente que no os queréis enterar o que os enteráis pero no os interesa estar enterados.
Lo primero es evidente porque vuestra falta de legitimidad es evidente puesto
que vuestra junta directiva nació de la unión de las Juntas directivas de las ADSG municipales y a ustedes nadie les ha votado. Habéis sido puestos a dedo por la mano que mece la cuna.
Lo segundo es más claro que lo primero porque aún sabiendo que nunca habéis sido
elegidos, seguís tomando decisiones en nombre de los ganaderos a los que representáis sin haber sido elegidos por ellos. Lleváis años sin convocar asambleas, sin aprobar actas de las juntas y seguramente sin aclarar las cuentas. Si lo que ocurre es que estáis enterados y no os interesa estarlo, cosa que también es muy probable, vuestro delito es mucho mayor porque además de representar a quien no os han votado, estáis al servicio de quien os ha puesto a dedo sin defender los intereses de los ganaderos a quienes deberíais representar.
Vuestra postura es insostenible puesto que desde vuestro inicio no se han defendido los intereses comunes de los ganaderos sino el interés particular de quien dirige el cotarro.
El triángulo formado por la empresa que os hace el saneamiento, algún miembro de la Oficina Comarcal Agraria y la propia ADSG es un buen ejemplo de coordinación al servicio de algunos ganaderos. (alguno de ellos está a la vez en los tres vértices de este triángulo)
Hace ya varios años que vuestro intento de hacer un papel en esta pantomima pidiendo propuestas económicas para el Saneamiento Obligatorio ha sido lamentable. Los presupuestos presentados fueron enviados a una papelera y adjudicasteís el saneamiento a dedo. Ni siquiera tuvisteis el detalle de leer la propuesta, mucho más económica para todos los ganaderos La enviasteis a la papelera humillando y menospreciando nuestra labor como veterinarios y como personas. Obviasteis nuestra libertad y vuestro quiebro de cara a la galería os sirvió de bastante.?¿
Años después cuando la administración avisa de que se acaban las subvenciones de nuevo solicitáis propuestas económicas. Esta vez la humillación es aún mayor pues siendo la nuestra la propuesta más ventajosa y económica, la ofrecéis de nuevo a los que ofrecen la más cara, es decir a Jandavet. Esto es premeditación y alevosía. Y estaría bien si al menos los ganaderos hubiesen sabido que nuestra propuesta y la de otros equipos han servido para abaratar los servicios veterinarios pero no es así puesto que al final el precio ofertado por nosotros era más bajo que el que al final habéis aceptado de Jandavet.
Señores directivos, la convocatoria de la Asamblea general de la ADSG ha sido una vez más una pantomima, puesto que la mayoría de las cartas o han llegado después de la Asamblea o simplemente no han llegado. La mayoría de los ganaderos no sabían nada por lo que la Asamblea general se convirtió en un monólogo donde las medias verdades nunca llegaron a ser enteras.
Señores directivos, dejar entrever que los demás equipos veterinarios no ofrecen las
infraestructuras adecuadas o cuestionar que las ofrezcan es menospreciar el trabajo de un equipo formado por muchas personas cualificadas que día a día lo demuestran. Señores directivos, vuestra delicadeza alcanza unos límites exagerados hacia la empresa Jandavet puesto que nosotros ni fuimos ni queríamos ser invitados. La mera
presencia de una de las empresas en la Asamblea General o algunos de sus socios ya sea reconocidos o sin reconocer, es una coacción a los ganaderos que querían expresar su opinión ese día y que tuvieron que callar por el mero hecho que todos saben pero del que nadie habla: triángulo Jandavet, Oficina Comarcal ( ya sabemos quiénes) y esta ADSG que ha perdido toda su credibilidad y legitimidad.
Por eso, señores directivos, voy a impugnar esa Asamblea y lo voy a hacer recogiendo las firmas de los mismos ganaderos que ya hace cinco años firmaron porque ven en esta ADSG demasiado interés económico y poco interés hacia la ganadería y sus ganaderos.
De antemano, mi renuncia a ofrecer nunca más mis servicios a esta ADSG mientras sus miembros no estén legitimados y elegidos en las urnas. Es más, intentaré por todos los medios no volver a trabajar para ella para dar más fuerza y veracidad a esta carta defendiendo lo que siempre he defendido, a los ganaderos de la comarca insistiendo en que mi interés no es un interés particular sino un interés común.
A los señores ganaderos les diré que la verdad sólo tiene un camino. Un camino que pasa por explicar por parte de la ADSG, el interés de la Junta directiva en que sea Jandavet la empresa que realice los servicios veterinarios a un coste mayor. Les diré que no paguen ni un céntimo más de los 3,5 euros ofertados por nosotros.
Les diré que exijan a la Junta Directiva las cuentas de años anteriores y las actas de las Asambleas y convoquen una asamblea general donde se vote una nueva Junta Directiva que vele por vuestros intereses. Que pidan explicaciones del hecho de estar pagando en demasía cuando la subvención por res era de 7 euros y ahora ellos mismos hacen ese trabajo por 4.
A los señores ganaderos les diré que ya es hora de que se unan como una piña, que de una vez por todas elijan en libertad sin la presión mediática que algunos ejercen para seguir moviendo los hilos.
Y por supuesto les diré que, como siempre, estaré a su disposición ofreciendo lo que puedo ofrecer, mis servicios como veterinario las 24 horas del día los 365 días del año.
Vicente Peña Romero.
Veterinario. DNI 32865441M
Publicar un comentario