16 enero 2012

Un día para recordar


Cuando después de mucho tiempo, miras hacia detrás y ves cosas que antes tenías y no valorabas y que ahora has perdido, te das cuenta de la importancia de las pequeñas cosas.Después de años en la sierra , montando a caballo, andando por los montes creía que estaba alejado de la realidad en un mundo lejos a la civilización. Todo lo contrario.Ahora es cuando veo que es necesario entender de donde venimos y a donde queremos ir y si de verdad estamos seguros de que a donde queremos ir es el lugar adecuado.
Un gran día entre familia y amigos. Os dejo unas diapositivas de lo que fue ayer y que tenemos que repetir
Publicar un comentario

Pequeñas heridas, grandes problemas

¿Qué tendremos debajo de este tejido de granulación?