Despacio y buena letra

  Más de un año hace que robé unos plantones de Uña de León del Cantábrico, en Finisterre a los pies de ese gran faro. Ahora , 18 meses después ha empezado a florecer. Ha necesitado adaptarse al clima pero parece que crece lenta pero en forma....Así es la vida, no podemos ni demos esperar que las cosas ocurran porque sí ni que nos regalen nada. Tenemos que poner de nuestra parte y con esfuerzo y tenacidad todo llega.
4 comentarios

Entradas populares de este blog

Ingesta de hachis por perros

El veterinario afortunado. EDUARDO LAPORTE

Ternera con Freemartin Hermafrodita