20 marzo 2020

Mi primer Todo Terreno -1997

 El error es un arma que acaba siempre por dispararse contra el que la emplea.
CONCEPCIÓN ARENAL 
 Puedo recordar que el verano de 1997 fue duro para mí. Acababa de comprar mi primer todo terreno, una pick up de color verde que estrené con gran ilusión. Dejé mi segundo coche que aún era nuevo pero que tenía muchos kilómetros y mala vida. Los carriles habían hecho mella en los amortiguadores y suspensión del citroen saxo. Y me tiré a la aventura de los todo terrenos porque en ese tiempo el trabajo del campo era más abundante y necesitaba de un coche seguro y que me llevara a todos los rincones . Es cierto que cuanta más ilusión pongas a las cosas , peor salen y con este coche no podía ser de otra manera.  Con gran ilusión lo había recogido una semana antes en Jerez de la Frontera. Hacía mucho viento y pude ver como el coche me tiraba hacia la izquierda de forma que tenía que ir tirando del volante hacia la derecha . Al principio pensé que eran cosas mías y cosas del viento pero luego pude comprobar que no era así . En la rotonda el coche daba la vuelta hacia el lado izquierdo sin girar el volante ,por lo que tuve que volver al concesionario donde aparqué y monté un buen follón.
  Cuando llegué a la puerta del concesionario, mi citroen ya no estaba. Se la habían llevado y ya estaba vendido.
  Ahora no tenía coche ni dinero y estaba realmente cabreado.
-Señores , quiero mi coche y mi dinero, o un coche nuevo. Este coche tiene  un problema y no voy a quedarme con él .

Le expliqué al director y al jefe de taller el problema, y ésta fue la solución que me dieron :
- Vamos a probar el coche y si es cierto lo que me dice le tendremos que dar un coche de sustitución mientras se arregla . El suyo ya se lo ha llevado un comprador y no lo va a devolver . 

  Probaron el coche y me dijeron que efectivamente había un problema y que tenían que ponerme un taxi para llevar a casa porque el seguro no cubría coche de sustitución. Mis pulsaciones empezaron a subir y mi cara empezó a ponerse colorada , se me descompuso la cara y miré al jefe de taller  y al de ventas .


- Esto no se va a quedar así , yo me niego a llevarme el coche a casa y me niego a irme en taxi . O me dan un coche ahora mismo o me busco un abogado.

  La cara del director era un poema . No había pensado en que yo no me iba a conformar y no estaba  dispuestos a ceder. Habían llamado a Madrid y desde allí no le podían arreglar el problema .
  Al final , después de media hora de espera optaron por darse un coche de sustitución : un seat cordoba nuevo reluciente .Lo iba a estrenar yo y aún tenía el plástico en los asientos . 
- Hombre, me imagino que es una broma . Si me dais este coche , el lunes cuando lo devuelva vendrá lleno de arañazos y polvo. Yo pensé que me darían un todo terreno.
- No podemos hacer otra cosa , es el que hay.
  Me llevé el Seat a casa- Era pleno verano. Un verano de calor tremendo . Y el sábado por la mañana me llamaron por teléfono para que fuera a ver un mulo con un dolor cólico en la finca la Parrilla .Empezaron las pesadillas para el coche y para mí . Una finca de sierra llena de carriles polvorientos , lleno de baches y piedras . Sabía que nada bueno podía pasar  a este coche . Y nada bueno pasó …
  El mulo estaba donde casi no se llegaba  a pie. Una ladera llena de polvo fino removido por las idas y venidas de los mulos cargados de corcho. Pensé que llegaría a donde estaba el pobre animal revolcándose pero cuando más cerca estaba oí un fuerte crujido en la parte de detrás y por el espejo retrovisor pude ver como un trozo de coche se había quedado en el camino. Me bajé del coche con rapidez y muy mala leche y pude ver como la defensa protectora trasera se había enganchado con la cepa de un arbusto y se había desprendido. Cogí el trozo de coche y lo metí como pude en los asientos traseros del seat..La verdad es que ni siquiera estaba preocupado por el percance. Más bien me sentía satisfecho por lo ocurrido- Una semana estuve circulando con un coche nuevo sin parachoques trasero por carriles llenos de polvo, baches ,zonas de arenas, etc  
  O era el mismo coche que había recogido una semana antes . Era un coche lleno de arañazos y de tierra en los asientos.
  Cuando me llamaron para entregar el coche, los del taller no se lo podían creer .
El jefe de taller le daba vueltas al coche con las manos en la cabeza buscando la defensa trasera .
 Yo nos le di opciones a responder:
- Yo he comprado un todo terreno y ustedes me habéis traído un turismo.  No es mi problema..

No hay comentarios:

Los que siempre llevan la razón , aunque no la lleven

Hace unos meses, muchos ciudadanos se quejaban por el badén de la rotonda de las Grullas hacia el centro, no sólo directamente sino también ...